top of page
MS_030_1.jpg

Mara Saiz

ME_135-1_1.jpg

Mara Saiz lleva diez años dedicada en cuerpo y alma al retrato pictórico.
La fotografía llegó a su vida en un momento de crisis existencial y, literalmente, su primera cámara (Canon EOS 400D) la salvó. 
Aprendió a utilizar su cámara de forma autodidacta a través del autorretrato, que hoy en día es una parte fundamental y muy reconocida de su obra fotográfica.
Gracias al autorretrato comprendió el verdadero poder de la fotografía y cómo es capaz de modificar nuestra visión no sólo del mundo, sino también de nosotros mismos.
Sus fotografías transmiten y viajan de los ojos al corazón. Es una fotografía de dentro hacia fuera, desde el alma hasta la piel.
Encontró su vocación en la fotografía cuando descubrió que era una forma muy especial de entrar en contacto directo con el alma de las personas y de ayudarlas en el camino del autoconocimiento y la autoestima. Simultáneamente, la fotografía se convirtió en un poderoso canal a través del cual expresar sus emociones, y dio rienda suelta a su creatividad por medio de su concepción de. la belleza y el color.
Concede especial protagonismo a la conexión del ser humano con su propia esencia y a la importancia y el poder del color.
"El clic de mi cámara es mi forma de ver el mundo; el montaje, mi manera de mostrar cómo lo siento".

Actualmente, Mara trabaja con clientes privados, así como con músicos y otros artistas. Otros artistas eligen su trabajo por su creatividad, sensibilidad y uso del color.
Es embajadora europea de las marcas Canon y Profoto.
Ha realizado exposiciones individuales en varias galerías españolas y algunas de sus obras han sido expuestas en exposiciones conjuntas nacionales e internacionales, así como en portadas de revistas de arte.
Mara ha sido seleccionada como ponente en congresos nacionales e internacionales de fotografía y en diferentes universidades españolas por su poder de transmitir y compartir su experiencia personal hablando del poder de la fotografía, la creatividad y la inspiración.
Invierte la mayor parte de su tiempo en enseñar a otros fotógrafos a transmitir, a través de la fotografía, su mundo emocional, su creatividad y su propia percepción del color. Mara cree firmemente que cada fotografía puede ser única si cada fotógrafo sabe que no hay otro ser humano en el mundo como él.

bottom of page